domingo, 7 de junio de 2009

Plan Pastoral Parroquial...

Planificación Pastoral Parroquial
Parroquia Nuestra Señora De Las Mercedes De Concón



Desde hace un tiempo en nuestra Iglesia, venimos escuchando hablar a nuestros pastores de que entraremos en un tiempo de misión fuerte y permanente: La Iglesia en América se ha declarado en este estado, como signo de su vocación misionera a la que Dios nos invita.


Tanto los documentos de Aparecida (2007), como las Orientaciones Pastorales Nacionales y las Diocesanas, nos llaman a transformarnos en Discípulos Misioneros en nuestra Iglesia y la sociedad: Se nos llama a vivir sentados a los pies del Maestro y ser además sus enviados.


Respondiendo a este llamado, nosotros como comunidad parroquial, también queremos entrar en esta dinámica de trabajo en los años que se vienen, y por ello, queremos presentar un plan pastoral, o más bien, un itinerario espiritual para trabajar en la parroquia. No es un proyecto ambicioso, ni de grandes actividades... más bien, son pequeñas recomendaciones apoyadas en una espiritualidad que proponemos para vivir mejor este tiempo de misión.


Nuestro planteamiento...
Queremos vivir bajo el lema “Vengan y Vean”, tomado del Evangelio de Juan, capítulo 1, versículo 39. El sentido de esta frase, va de la mano del contexto de la búsqueda que hacen los discípulos de Juan Bautista, que se acercan a Jesús, éste le pregunta "qué buscan"... ellos responden "maestro, ¿dónde vives?"... Vengan y vean... Ellos fueron vieron donde vivía y se quedaron con él ese día. Este texto que inspiró las Orientaciones Pastorales Nacionales y las Diocesanas, también será nuestro norte espiritual.

Nuestro objetivo para el presente año es:
Alcanzar en nuestra parroquia durante este año pastoral, una Sensibilización comunitaria y la conversión personal de los Agentes Pastorales para poder anunciar a Jesús (Evangelización, Misión), logrando una comunidad abierta al mundo de hoy.

Este primer año pretendemos hacer lo que nos pide la Iglesia: que todos los agentes pastorales nos sensibilicemos frente al desafío de ser Discípulos Misioneros. Pretendemos que todos los agentes pastorales se integren a participar coordinadamente y en sintonía con este objetivo, podamos responsabilizarnos de la acción pastoral de nuestra comunidad.

¿Qué necesitamos para esto?

  • Asumir que la misión es nuestra, que somos nosotros los enviados. Sensibilizarnos con esta tarea.
  • Vivir alegremente y en oración esta responsabilidad pastoral.
  • Miramos cada uno y preguntarme qué busco, qué me ofrece Dios, y qué le ofrezco yo. Aprender a ser discípulo.
  • Reconocernos cada cual en nuestra realidad y apoyarnos con caridad pastoral.
  • Trabajar en tomo al texto bíblico de San Juan 1, 35-39. Crear una espiritualidad pastoral con este texto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario